Un San Valentín de amor y bienestar

 
El masaje en Fariolen  es el producto de una larga historia. Y es que el masaje  ya fue idea de los chinos unos 3.000 años antes de Cristo. Desde entonces el masaje contempla todo un ritual que a lo largo de los siglos también se ha disfrutado en compañía.

En nuestro templo del bienestar hemos diseñado packs de lo más románticos para que puedas regalar el tesoro más preciado en el Día de San Valentín: salud y bienestar. Puedes adquirirlos en www.fariolen.com. También puedes comprar estos packs en nuestro centro. Si lo deseas, disponemos de tarjetas exclusivas de regalo que llegarán a las manos de la persona deseada.

En el templo del bienestar Fariolen  se cuida y se mima cada detalle y cada rincón del centro. Se trata de lograr un viaje a través de los sentidos. Para lograr una experiencia única se crea una atmósfera de relajación que nos introduce en un mundo lleno de sensaciones nuevas y diferentes que nos conducen a la calma.

El ritual en Fariolen es ancestral. La mejor bienvenida es siempre con un té que prepara la temperatura corporal para luego caer rendidos a las manos expertas de los terapeutas. Lo que espera en el interior de sus salas individuales o dobles es un mundo dominado por la calma y el bienestar. Un mundo donde los masajistas te acompañan en un viaje irrepetible a través de los sentidos.

A partir de este momento comienza el trabajo del masajista. En el templo del bienestar se aplican distintas técnicas manuales. Técnicas que son capaces de sanar cuerpo y mente estimulando el flujo de la energía e incidiendo en el funcionamiento del propio organismo de forma realmente positiva. Se trabaja en dos niveles: un nivel físico, actuando en el sistema neuromuscular, la circulación sanguínea y la piel, y un nivel energético trabajando en los órganos internos.

Se trabaja el cuerpo a través de la digitopuntura, movilizaciones, tracciones, fricciones y presiones profundas que logran actuar sobre todo el organismo. Se trata de un tratamiento preventivo a través del cual se consigue restablecer el equilibrio energético. Se trata de un tratamiento que debes probar para descubrir un viaje de sanación que te dejará completamente renovado.

Disfruta tu San Valentín con cava,  bombones, té y agua mineral. Por supuesto con uno de nuestros increíbles masajes. Y si lo deseas hasta con una magnífica cena en el prestigioso restaurante de Pedro Larumbe.

Trabaje con nosotros

Envíenos sus datos y CV a
empleo@fariolen.com

×
Compras Recientes