Qué es la reflexología

La acupuntura, una milenaria técnica china, marca el inicio de la reflexología. El “chi” es la esencia de esta práctica que se impone en la cultura occidental de los últimos tiempos. Se trata de una energía que circula por unos canales que llaman meridianos.

En el caso de la reflexología se trata de masajear y oprimir unos puntos precisos que lograrán regular la circulación de la energía a través de los meridianos. En ocasiones y por diferentes motivos, la energía que rige nuestro cuerpo queda estancada en un órgano o en un punto de su recorrido y esto provoca un desequilibrio, es ahí donde actúa la reflexología.

En Fariolen  nuestros terapeutas dominan esta técnica. Cuidan con mimo y esmero alma y cuerpo. Su preparación les permite liberar los canales energéticos dejando fluir el “chi” a través del organismo. Si bien los poderes curativos de la reflexología no están demostrados científicamente, se logra una relajación total favoreciendo los problemas de circulación. Se trata de alcanzar un estado mental de equilibrio entre cuerpo y mente. Se puede considerar por tanto una terapia complementaria.

Nuestros terapeutas estimulan los órganos a través de las zonas de reflejo y a través del masaje. La técnica ayuda a descomponer y eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo. La reflexología puede ayudarnos a mejorar dolencias físicas pero también es realmente positiva en el tratamiento de casos de estrés, tensión, ansiedad o depresión.

En el templo del bienestar Fariolen, la reflexología se combina con otras técnicas milenarias de masaje. Se trata de combinar por tanto el uso de diferentes técnicas en el mismo tratamiento con el fin de alcanzar el mayor beneficio en una única sesión. Aun así, cuando se trata de aplicar únicamente la técnica de reflexología, se recomienda por ejemplo 20 minutos en cada pie, si se aplica la reflexología podal. En cualquier caso lo conveniente es consultar al equipo en cada caso concreto pues lo mejor es lograr una terapia individual y personal. Ahora solo os queda probar y descubrir sus beneficios en vuestro propio cuerpo recibiendo el masaje. Ya nos contaréis.

Trabaje con nosotros

Envíenos sus datos y CV a
empleo@fariolen.com

×
Compras Recientes