Fariolen, si quiero

Fariolen, sí quiero es uno de los últimos y exclusivos servicios que se han incorporado en nuestra carta de servicios de bienestar. Es una idea que se ha ido consolidando poco a poco hasta llevarse a cabo por completo en la magnífica boda de Víctor Janeiro y Beatriz Trapote. Ha sido todo un reto. Masajes para más de 400 invitados y un equipo de profesionales que se ha desplazado hasta el lugar del evento para dar masajes durante más de 10 horas de manera ininterrumpida. Sin embargo, ha sido una experiencia gratificante que volveríamos a repetir sin pensarlo. Por eso, estamos encantados de llevar nuestros increíbles masajes a eventos de este tipo. Sin duda alguna, no hay nada mejor que participar en uno de los días más felices, emotivos y especiales de una pareja de novios, la boda. Y no podéis imaginar lo contento que quedan los invitados cuando reciben nuestros tratamientos a lo largo del evento. Queremos compartir con vosotros algunos de los momentos más entrañables que hemos vivido en esta boda tan significativa para nosotros pues ha sido la primera que hemos realizado y por supuesto esperamos que no sea la última.

Vamos a comenzar con este posado de Raquel Mosquera con nuestros chicos. Estaba encantada con nuestros masajes y ya ha pedido su cita para visitar nuestra casa del bienestar.

María José Campanario también nos visitó en varias ocasiones, tanto, que el propio Jesús de Ubrique tuvo que venir a buscarla para recordarle que lo tenía algo abandonado en la pista de baile. María José quedó encantada con una de nuestras masajistas y hasta confesó querer recibir sus masajes a diario. Esta Campanario desde luego sabe apreciar lo bueno.

Nuestros masajistas superaron todas las expectativas y recibieron constantes halagos por su buen hacer y por la calidad de sus masajes. Los invitados no dejaron de pasar por nuestro stand en ningún momento.

También Carmen Bazán tuvo un momento para acercarse a nuestro equipo que ya conoce de sobra y retratarse junto a nuestras chicas.

Y como no podía ser menos y ya os comentábamos anteriormente, el propio Jesús de Ubriquese acercó a nuestro equipo en busca de María José. Se dio un masaje y por supuesto se retrató con nuestro director, Pablo. Jesús nos comentó que está deseando visitar nuestra casa del bienestar en Madrid y nos comentó que lo haría sin dudarlo en su próxima visita a la capital. Y nosotros encantados de recibirlo.

Como podéis ver, el evento dio para mucho y desde luego no os hemos contado todo pero lo haremos en el siguiente post. De momento, aprovechamos para comentarte que si lo deseas puedes solicitar información sobre el servicio Fariolen, sí quiero a nuestro personal.

Trabaje con nosotros

Envíenos sus datos y CV a
empleo@fariolen.com

×
Compras Recientes