La cavitación

La cavitación o ultracavitación que se realiza en los centros de estética es una alternativa a la liposucción quirúrgica, menos agresiva y más cómoda.

La cavitación incorpora ultrasonidos de baja frecuencia que crean microburbujas de vacío. El efecto de éstas burbujas es el aumento de temperatura dado que acumulan energía, hasta que se colapsan e implosionan.

Las células adiposas se exponen a esta energía, y por lo tanto, se destruye de forma selectiva la grasa convirtiéndose ésta en sustancia líquida que más tarde será eliminada a través del sistema linfático, esto ayuda a un estiramiento del tejido aportando oxigenación a la zona y una mejor irrigación sanguínea, éste tratamiento también permite una mejor penetración de principios activos consiguiendo un importante aporte de nutrientes favorable para el organismo.

Es muy recomendable después del tratamiento de cavitación realizar un drenaje ya sea manual o con presoterapia para ayudar a la eliminación de líquidos.

La sesiones tienen una duración aproximada de 35minutos en una sola zona a tratar como puede ser abdomen, para externa de la pierna o brazos. En cada sesión se puede observar una reducción de volumen de unos 2cm, las sesiones se deben realizar cada 72h, tiempo necesario para que el organismo elimine la grasa.

Se recomienda entre un mínimo de 6 a un máximo de 12 sesiones dependiendo siempre de la persona y la zona a tratar.

Reservas

×
Compras Recientes