El Masaje prenatal o masaje durante el embarazo

Este tipo de masajes en embarazadas es una terapia corporal, dirigida a las necesidades especiales del cuerpo de la futura madre, que le ayudará a sentirse mejor, reduciendo el cansancio y el estrés. Además le activará la circulación sanguínea y le aliviará la tensión y el dolor de espalda debido a los cambios que se producen durante el embarazo y al aumento de peso.

El embarazo es una época en la que el cuerpo experimenta muchos cambios. Algunos de estos cambios son estresantes e incómodos para la embarazada. El masaje puede ayudar a reducir algunas de las molestias del embarazo. Hemos de aclarar que es recomendable consultar al médico antes de empezar a hacerse masajes durante este periodo, por la delicadeza de la situación ya que no es recomendable para todo tipo de embarazos.

La posición que hay que adoptar para recibir este masaje es de lado, utilizando unas almohadillas que son especialmente eficaces para dar comodidad. Después de las 22 semanas de embarazo, acostarse completamente bocarriba puede provocar presión en los vasos sanguíneos profundos por el peso del bebé, y puede reducir la circulación tuya y del bebé.

No es recomendable ningún tipo de masajes durante el primer trimestre debido a los enormes cambios físicos y hormonales que sufren las embarazadas en ese trimestre. El segundo y tercer trimestres son las mejores épocas para comenzar el masaje prenatal. La temporización ideal para los masajes prenatales sería de una vez por semana durante el segundo trimestre y dos veces semanales o más durante el tercer trimestre.

Pronto notaréis los múltiples beneficios que aporta este masaje.

Reservas

×
Compras Recientes