INICIOS

Fariolen abrió sus puertas en el año 2008 con la intención de dar a conocer una técnica de masaje muy especial, traída directamente desde Manila, Filipinas.

Desde entonces, con valentía e ilusión hemos ido creciendo, gracias a la confianza y aceptación de todos nuestros clientes, que ya son más de 5000 cada mes.

FILOSOFÍA

Para nosotros un masaje no es un lujo ocasional, de hecho, para muchos de nuestros clientes los masajes son una necesidad frecuente.

Por esa razón nuestros servicios tienen precios muy competitivos que no restan calidad al servicio, ya que somos conscientes de que usted como cliente espera siempre lo mejor.

Al llegar a Fariolen, se encuentra con un espacio donde usted es el protagonista.

Un lugar donde cada rincón está creado pensando en su comodidad. Nos esforzamos por conseguir que los visitantes se sientan cómodos desde el primer instante ; se relajen y salgan renovados, con toda la energía para seguir afrontando sus rutinas.

MASAJE

El masaje Fariolen es un tratamiento preventivo y de mantenimiento. En esta terapia se emplea una técnica especial de dígitopresión, que combina movimientos del masaje filipino,tailandés y shiatsu.

El objetivo del Masaje Oriental; (el masaje más solicitado) es relajar las zonas de su cuerpo donde hay más tensión, descontracturarlas y lograr una completa relajación muscular,dejando un efecto de descarga y alivio en todo su cuerpo.

Este masaje es capaz de adaptarse a sus necesidades. Hay distintos niveles de intensidad,desde el más relajante al más descontracturante y usted puede elegir.

EQUIPO

La secuencia de movimientos aplicada en el masaje, es exclusiva de nuestro centro y fue creada por el primer quiromasajista que formó parte de esta aventura. Para su creación, se inspiró en los masajes que se daban en Manila, he ahí la razón de que nuestros terapeutas sean de Filipinas.

NUESTRO OBJETIVO

Queremos que cuando nos visite, alcance un estado de relajación físico y mental que le deje con ganas de repetir, que se sienta cómodo y bien atendido. Con ese objetivo se creó la experiencia Fariolen.

Deseamos que cuando acuda a nuestro centro no sea solo para un masaje; sino para disfrutar de toda una experiencia con sus cinco sentidos.

Visítenos y prepárese para huir del ruido de Madrid, despedirse del estrés, y simplemente dejarse llevar.