La Experiencia Fariolen

La Experiencia Fariolen

Un centro de masajes se define como un espacio en el que profesionales del sector manipulan con sus manos las capas superficiales y profundas de los músculos del cuerpo utilizando varias técnicas pero Fariolen no es solo eso, es mucho más.

En Fariolen cuidamos de nuestros clientes, que son como amigos para nosotros, les mimamos desde que entran por la puerta y nos esforzamos por conseguir que se relajen, desconecten y salgan con toda la energía posible para afrontar su rutina cuando salgan. En definitiva, queremos que todos los que nos visiten alcancen un estado físico y mental que le proporcione un sentimiento de satisfacción y tranquilidad, es decir, el bienestar.

Por eso, se creó la Experiencia Fariolen, para que la visita a nuestro centro no sea solo acudir a que te den un masaje; si no disfrutar de un espacio relajante, una decoración oriental y un masaje excepcional.

Esperamos a nuestros clientes con un vaso de té preparado para que empiecen a relajarse incluso antes de comenzar el tratamiento. Después, les conducimos a las cabinas de masajes donde le esperará el masajista con los aceites listos para iniciar el masaje.

Actualmente, ofrecemos la opción de elegir la duración del tratamiento, puede ser: de 50 minutos (lo que equivale a un masaje); de 75 minutos (lo que supondría 1 masaje y medio); o de 100 minutos (que se consumirían como 2 masajes).

Tras relajarte, nuestros recepcionistas esperan a que salgan los clientes con una copa de cava, agua o té que pueden disfrutar con unos deliciosos bombones mientras se les informa sobre las últimas promociones exclusivas para nuestros visitantes.

Si después de saber cómo es la Experiencia Fariolen, tienes claro que quieres vivirla, visita nuestra web en la que puedes encontrar todos nuestros tratamientos y comprarlos al momento. ¡Te esperamos!

Bienvenidos a Fariolen

Bienvenidos a Fariolen

Hace casi nueve años que Fariolen emprendió su aventura con una camilla y muchas ganas de cuidar el bienestar de todos. Desde entonces, hemos crecido gracias a todos nuestros clientes que confían en nosotros para relajarse, desconectar de la rutina y darse algún capricho como la limpieza facial, el masaje en pareja o la beauty party con amigas.

En la actualidad, contamos más de 20 camillas en nuestras instalaciones de la calle Lagasca, 80. En ellas, se cuidan todos los detalles para hacer de la visita a un centro de masajes una experiencia inolvidable o, dicho en otras palabras, la Experiencia Fariolen.

La tenue luz, la música ambiental y el olor a peonía blanca hacen que todos nuestros espacios dirijan tu cuerpo y tu mente a la relajación que llevan a cabo nuestros masajistas, todos filipinos, empleando la técnica Fariolen, única en el sector y con múltiples beneficios que os explicaremos dentro de muy poco.  (¡Así que estad atentos!)

Nuestros tratamientos van desde masajes relajantes hasta descontracturantes pasando por reafirmantes o por los de reflexología podal y craneal. Además, también se pueden disfrutar de todos ellos en pareja en salas privadas.

Nuestro principal objetivo es la satisfacción de nuestros clientes por eso, acabamos la visita ofreciendo agua, té o cava acompañados de unos deliciosos bombones para endulzar la vuelta a la realidad.

Todo esto forma parte de la Experiencia Fariolen pero como no es lo mismo vivirlo que contarlo… os esperamos de lunes a domingo en horario de 11.30 a 21.30 horas.

Filosofía Zen para tener un buen día

La filosofía Zen ha llegado a nuestras vidas. La meditación forma parte del ritual del masaje, un paso muy importante en Fariolen y que nos tomamos muy seriamente. Antes de comenzar cada masaje, se le ofrece al cliente un té que servirá a modo de relajación, para entrar en ambiente y sentirse en otro mundo. Y es que, dentro del bullicio de una gran ciudad como Madrid, Fariolen es el sitio perfecto para desconectar. Es entrar por la puerta, y pasar a un mundo diferente donde dejar apartadas las preocupaciones y las obligaciones.

En nuestro Templo del Bienestar la única obligación es relajarse. Por eso, y para que vayas entrando en materia, te presentamos las mejores frases Zen para relajarse. Zen es una escuela budista que surgió en India y se desarrolló en China. Está íntimamente relacionada con el bienestar mental y corporal, así como con la meditación. Nos ayuda a escapar de nuestro ritmo de vida acelerado, fomentado el conocimiento y la relajación.

Las mejores frases Zen

A lo largo del tiempo han sido muchos los autores que han pronunciado frases Zen. Aquí podrás encontrar una lista con las mejores:

Kamal Ravikant.

Las cosas que cargo son mis pensamientos. Son mi único peso. Mis pensamientos determinan si soy libre y ligero o pesado y agobiado.

 

Buddha

Aquellos que están libres del resentimiento encontrarán la paz seguro.

Somos formados por nuestros pensamientos; nos convertimos en lo que pensamos.

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado.

 

Zen Master Dogen

Al igual que los padres cuidan de sus hijos, deberías tener en cuenta a todo el universo.

 

Donna Quesada

Lo que podemos cambiar son nuestras percepciones, las cuales tienen el efecto de cambiar todo.

 

Dalai Lama

Recuerda que a veces no conseguir lo que quieres es un maravilloso golpe de suerte.

 

Anónimo

Si tiene solución, ¿por qué lloras? Si no tiene solución, ¿por qué lloras?.

Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbado ante la calumnia y el halago.

Mejor una palabra que serene a quien la escucha que mil versos absurdos.

No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.

 

Distonía Focal: qué es, causas, síntomas y tratamiento

La distonía focal, más conocida como tortícolis se da sobre todo en la edad adulta. El diagnóstico se basa en varios síntomas que aparecen en el paciente y la evolución de los mismos. Aunque no existe ninguna prueba complementaria que confirme esta enfermedad, la distonía focal se caracteriza por la rotación cefálica en el plano axial. Es decir, es una contracción o retorcimiento muscular, en este caso de los músculos del cuello aunque puede afectar a manos, boca, pies, ojos y cuerdas vocales.

Causas de la tortícolis

Una de las causas más frecuente de la tortícolis es la mala postura cervical que tenemos al trabajar o estudiar. Malos hábitos posturales que se prolongan en el tiempo, incluso cuando dormimos, y no permitimos relajar del todo los músculos del cuello.

Determinadas infecciones pueden ser también la causa de la aparición de la tortícolis. Así como, el latigazo cervical producido por una frenada brusca con tu vehículo, por ejemplo.

La enfermedad del músico

Este tipo de distonía focal, también es conocida como “la enfermedad del músico”. Un síntoma que afecta a esta profesión, puesto que se trata de espasmos involuntarios de los músculos: las manos, la boca o, incluso las cuerdas vocales, como ya te hemos comentado, se pueden ver afectadas. Es una patología que afecta a un número reducido de músicos, sobre todo a pianistas, guitarristas y violinistas.

Tortícolis: síntomas y tratamiento

 Los síntomas de la distonía focal (tortícolis) son:

  • Dolor muscular, generalmente en el cuello, en la espalda o la cabeza.
  • Los músculos del cuello están rígidos. Puede haber temblor o espasmos.
  • La cabeza suele estar un poco torcida. Se adopta una posición en la que el hombro del lado lesionado está ligeramente elevado.

Generalmente, la tortícolis desaparece según va bajando la inflamación de la zona afectada. Pero, no hay que dejar pasar el tiempo. La distonía focal puede ser un problema serio si no se cura bien. ¿Cómo podemos paliar sus efectos? Mediante la aplicación de calor en la zona inflamada, seguido de un masaje para relajar los músculos y bajar la tensión en el cuello.

Los profesionales de Fariolen, mediante técnicas orientales milenarias, podrán aliviar tus dolores derivados de la distonía focal (tortícolis). A través de un masaje descontracturante te sentirás mejor y notarás como esos espasmos musculares irán a menos.

Masajes para los malos hábitos posturales

Muévete y el camino aparecerá. Proverbio Zen.

Corregir los malos hábitos posturales que adquirimos a lo largo de los años es tarea sencilla si sabes cómo hacerlo. Muchas de nuestras dolencias de nuestro día a día se deben a esas malas posturas; caminamos ligeramente encorvados, inclinamos la cabeza y nos doblamos frente al ordenador, cargamos objetos pesados que nos obligan a forzar al espalda, tacones demasiado altos en las mujeres… Esto nos provoca una presión en los huesos y  músculos que acelera el debilitamiento de los mismos y añade fatiga a esa postura incorrecta.

Estos problemas de malos hábitos posturales, suelen derivar en problemas de espalda o cervicales, también en lesiones de articulaciones o piernas. Pueden incluso llegar a ser enfermedades crónicas. Algo que nos pasa factura con los años. Para ponerle remedio es necesario corregir esos malos hábitos posturales cuanto antes. Corregir nuestra postura es tanto más importante como la salud o la calidad de vida.

Aportar mayor flexibilidad y funcionalidad a los músculos es la mejor manera para corregir nuestras malas posturas diarias. Además, nos beneficiará estéticamente hablando ya que pareceremos más esbeltos. Sin olvidar que nuestra postura refleja el estado mental de cada uno: al caminar erguidos y con firmeza estamos mostrando que somos una persona de confianza, segura de sí misma y decidida.

Los masajes estimulan la consciencia corporal

La mayoría de la población posee malos hábitos posturales, pero no les prestan demasiada importancia hasta que no surgen problemas mayores (dolor grave de espalda o cervicales…). Esto suele suceder en la edad adulta, cuando nuestros cuerpos se han acostumbrado y han adopatado la mala postura día tras día.

Sin duda, es necesario prestar mucha atención y reconocer esos malos hábitos posturales; y reeducar, en la medida de lo posible, nuestro cuerpo. Una de las cosas que nos pueden ayudar son los masajes. A través de ellos, conseguiremos paliar el dolor que sufrimos (espalda, cervicales y lumbares), así como corregir diariamente nuestra postura.

A través de los masajes, relajamos los músculos, las articulaciones y los ligamentos para mejorar nuestra salud, y por ende, nuestra postura. Un masaje semanal en Fariolen nos aportará vitalidad, fortalecerá nuestros huesos y músculos. Cada masajista, además, te dará consejos sobre la postura más correcta.

Con el paso del tiempo, obtedrás mas conciencia de tu cuerpo y la sensación de bienestar irá a más, ya que estamos ayudando a nuestro cuerpo a conseguir esa postura correcta. Una terapia a seguir para todos aquellos que sufren dolores de espalda, ante todo por culpa de la mala postura.

– Nuestro cuerpo necesita equilibrio y armonía, en Fariolen te ayudamos a conseguirlo –

Masajes para ayudar a conciliar el sueño

El insomnio o la incapacidad para dormir es una enfermedad que cada vez está más extendida; causada, en la mayoría de ocasiones, por el estrés o por las precauciones de nuestro día a día. Para poder paliar sus efectos, el masaje es una gran terapia ya que nos ayuda a relajar cuerpo y mente, a desconectar y a centrar nuestra energía.

Podemos combatir el insomnio mediate masajes. Acudir a Fariolen es una gran opción, nuestros terapeutas te darán las claves para relajar cuerpo y mente, así estar en mejor sintonía. Aprender a realizar un pequeño masajes antes de ir a dormir, también será esencial para que el insomnio desaparezca.

Un masaje facial te será de gran ayuda cada noche, justo antes de irte a dormir. Sencillo y apto para todo tipo de pacientes, nuestros masajistas siempre lo recomiendan para combatir el insomnio.

Masaje facial contra el insomnio

Con este masaje lo que pretendemos es bajar el nivel de cortisol en nuestro cuerpo. El cortisol es el responsable del estrés y nos impide coger el sueño con facilidad. Realizarlo es muy sencillo y apenas nos llevará tiempo:

  1. Nos tumbamos en la cama y nos tapamos los ojos. Esto nos ayudará a aislarnos de lo que ocurre a nuestro alrededor.
  2. Intentamos relajar cuerpo y mente mediante la respiración pausada.
  3. Empezamos a frotar nuestras sienes y algunos puntos de nuestra frente mediante movimientos circulares. Lo haremos de forma suave con las dos manos, para ellos usaremos el dedo ínidice.
  4. Volvemos a paso 2, nos relajamos mediante la respiración. Y al paso 3, masajes en la parte frontal. Repetimos esto unas tres veces.
  5. Ahora vamos a usar los nudillos de los dedos índice y corazón para masajernos la zona occipital y diferentes puntos de la cabeza.
  6. Siguiendo con la respiración pausada, nos volvermos a relajar… y a dormir.

Como podéis observar, el masaje es muy sencillo y realmente efectivo. Te ayudará a combatir el insomnio ya que luchará contra el estrés y la ansiedad. La falta de sueño ya no supondrá un problema en tu día a día, siempre que acudas a profesionales como los de Fariolen para ayudarte.

Recuerda que puedes acudir a nuestro Templo del Bienestar siempre que quieras relajarte. Estamos en la calle Lagasca, 80 en pleno corazón de Madrid. Puedes pedir tu cita llamando a nuestro número de teléfono 915 76 16 92. Además, si te apuntas a nuestra Newsletter recibirás ofertas exclusivas directamente en tu email. ¡Entra ya!

 

Lesiones muñeca-codo

Eso de estar en una misma posición durante mucho tiempo en el trabajo, y repitiendo los mismos movimientos nos puede llegar a ocasionar lesiones que afectan en nuestro ámbito laboral y personal, tanto física como psicológicamente. Una de las más comunes es la lesión de la muñeca-codo, que puede incluso llegar a ser una gran molestia en nuestro día a día. Nos puede impedir hacer nuestras tareas con normalidad, como escribir o abrocharnos una camisa.

Es una lesión muy común entre aquellos que trabajan en una oficina, con un ordenador o incluso en deportistas que realizan giros repetitivos y flexiones de muñeca. Las lesiones de muñeca son frecuentes y pueden ser a causa de: fibromialgia, sobrecarga muscular, artorsis, esgince de muñeca, torcedura o distensión muscular, tendinitis.

Síndrome del Túnel Carpiano

Otra de las causas del dolor de muñeca viene dada por el síndrome del túnel carpiano. Una afección causada por llevar a cabo movimientos repetitivos tensionales en la mano. Se debe a que existe una fuerte presión en el nervio mediano, el nervio de la muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento de la mano. El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular.

Estos síntomas se presentan sobre todo de noche. Y, cuando son severos, o no mejoran durante mucho tiempo, seguramente tendrás que someterte a cirugía para generar más espacio para ese nervio.

Una de las alternativas que te proponemos desde Fariolen, antes de la cirugía, es acudir a un masajista profesional. Un masaje en Fariolen te ayudará a fortalecer los músculos de la zona afectada, el reposo es otra de las alternativas y un buen consejo para después del masaje. Reposo de la muñeca, y si es posible, después aplicar frío para que la hichazon baje y favorecer la desinflamación de los tejidos.

En Fariolen puedes realizar este tipo de masaje que mejorará la circulación en la zona de la muñeca. De esta manera, podrás recobrar todo el movimiento, reducir el dolor y proporcionarte bienestar y relajación. Si necesitas una ayuda para ese dolor de muñeca que día tras día te impide realizar tu trabajo con normalidad, acude a nuestro profesionales. Relájate y olvídate del dolor en el Templo del Bienestar.

Masajes para el dolor cervical

Comúnmente conocido como cervicalgia, el dolor en la zona cervical que aparece en la espalda (arriba y en los laterales), suele deberse a una postura incorrecta, forzada o mantenida por mucho tiempo; incluso gestos repetitivos inadecuados en la zona del cuello. Es un dolor que, en ocasiones, puede molestar demasiado e incluso nos puede llevar a no desarrollar nuestro día a día con normalidad.

La mayor parte de la población padece de este dolor cervical. Esto se debe a que muchos trabajamos delante de ordenadores y lo hacemos con una mala postura que al final nos pasa factura. No nos sentamos bien en las sillas de la oficina, lo hacemos con la espalda arqueada y el cuello forzado. Y así pasamos hasta 8 horas. Luego volvemos a casa y no paramos de mirar el móvil, que también nos obliga a forzar el cuello hacia abajo. Y en la cama, si no tenemos la almohada adecuada, nuestro cuello lo sentirá.

Parecen gestos inofensivos, pero su repetición a lo largo del día nos acarrea dolores cervicales y de espalda. ¿Cómo podemos solucionar estos efectos? Desde Fariolen te damos algunos consejos para evitar la cervicalgia.

Masajes descontracturante para el dolor cervical

Llegados a este punto, los masajes descontracturantes te ayudarán a paliar el dolor cervical. Se aplican en la zona afectada y sirven como analgésico. Te recomendamos que vengas, al menos, una vez por semana, así conseguirás relajar la zona y fortalecerla poco a poco. Además de masajes, en Fariolen también te ayudamos a corregir la mala postura al sentarte, una correcta higiene postural será clave para evitar futuros dolores cervicales y de espalda.

Un poco de calor en la zona afectada también nos ayudará a calmar los dolores en casa. Pero, como decimos, un masaje cervical descontracturante, una vez por semana, te ayudará a sentirte mejor. Conoce sus beneficios:

  • Calma el dolor y disminuye la inflamación.
  • Evita deformidades en la zona afectada.
  • Fortalece y aumenta la fuerza muscular en toda la zona.
  • Relaja la zona donde más se acumula el estrés.
  • Te ayuda a corregir la mala postura de espalda y cervicales.

Cuando estamos estresados o tenemos el nivel de alerta muy alto, se manifiesta en dolor. Este tipo tensión puede acabar en problemas más graves, como la imposibilidad de mover la zona afectada. Antes de que vaya a más, hay que prevenirlo y, la mejor manera, es a través de los masajes descontracturantes. Si notamos la zona cervical muy tensionada, mareos o vértigos; lo mejor es acudir cuando antes a tu médico o masajista para aliviar el dolor y evitar riesgos innecesarios.

Masaje Facial: técnicas y beneficios

Para mantener un piel firme y llena de vitalidad es necesario cuidarla día tras día. Las cremas y sérums nos pueden ayudar en este proceso, pero también podemos recurrir a masajes faciales. Con técnicas que contribuyen a relajar los músculos y a estimular la firmeza de la misma, podemos conseguir que nuestro rostro mantenga una apariencia joven y luminosa.

El masaje facial se puede aplicar de varias formas: con nuestras propias manos a través de sencillos ejercicios, acudiendo a un masajista profesional de confianza o con aparatos de estética destinados a este fin. Sea cual sea la forma elegida, lo importante es hacerlo regularmente para disminuir los efectos del envejecimiento.

Técnicas del masaje facial

Antes de realizar un masaje facial, desde Fariolen recomendamos empezar por una limpieza facial. De esta manera, eliminaremos restos de maquillaje, partículas de contaminación o bacterías del día a día que quedan adheridas a nuestra piel. Así, llegaremos al masaje facial con una piel limpia y preparada para recibir esa estimulación tan necesaria para nuestros músculos.

El masaje facial se basa en encontrar los puntos de más tensión muscular en nuestro rostro y aplicar prensión sobre ellos para relajarlos. Para ello, nuestros expertos profesionales usan aceites, como el de aloe vera, para facilitar el deslizamiento.

¿Dónde podemos aplicar el masaje facial? Te contamos los puntos sobre los que nuestros profesionales actúan a la hora de realizar un masaje de este tipo:

  • Contorno de ojos. Es una de las zonas más delicadas de nuestro rostro y más propensas a tener ojeras y bolsas. Para conseguir que éstas desaparezcan, daremos ligeros golpes con las yemas de los dedos en la zona inferior de nuestro ojos. Continuaremos por todo alrededor del mismo hasta llegar a la sienes y el entrecejo. Terminaremos con movimientos circulares en la frente.
  • Zona de la nariz. A través de una suave presión sobre la zona, de dentro hacia afuera para prevenir las bosas y la hinchazón.
  • La frente. Es uno de los sitios donde más estrés podemos acumular. Un masaje relajante en esta zona para evitar la tensión de nuestros músculos será esencial. Como siempre, una ligera presión de dentro hacia la zona de las sienes será la manera más correcta de aplicar un masaje en esta zona.
  • La barbilla. Del centro subiendo hasta llegar a las orejas, así se hace un buen masaje en esa zona. Pellizcando ligeramente su contorno y con movimientos suaves en la zona.

Masajes faciales en Fariolen

Unos sencillos ejercicios que incluso, puedes hacer en casa. Pero, si te decides acudir a un profesional, en Fariolen disponemos de los mejores expertos para realizar masajes faciales. Mantén tu piel joven y tersa con los masajes de Fariolen.

Calambres musculares: qué son y cómo previnirlos

Uno de los males más comunes entre los deportistas y los aficionados al deporte son los calambres musculares. Se trata de pequeños espasmos musculares, no es algo grave pero sí es doloroso y suelen ocurrir después de realizar una actividad física o por las noches. Desde Fariolen Manila queremos que conozcáis un poco más qué son los calambres musculares y cómo podemos prevenirlos o evitarlos.

¿Por qué se producen los calambres musculares?

Quien más y quien menos ha sufrido los calambres musculares. Los músculos más comunes donde ocurren estas contracciones son los gemelos, en el muslo, los pies y manos, abdomen y cuello. Pero, ¿por qué se producen estos espasmos musculares? Tradicionalmente se ha hablado de la deshidratación como causa principal de esos calambres asociados al ejercicio. Tras un entrenamiento intenso, nuestro cuerpo no es capaz de absorber la cantidad de oxígeno necesario por lo que se produce una acumulación excesiva de ácido láctico que da lugar al calambre muscular.

Pero hay más motivos por los que se producen los espamos musculares. Aunque la actividad física sea la caus principal también pueden aparecer durante el embarazo debido a los bajos niveles de magnesio. En personas que tienen diabetes, hipotiroidismo, hipoglucemia… Pie plano e hiperextensión de la rodilla. Cuando se produce un déficit de vitamina B1, B5 y B6, anemia o tras largos periodos de inactividad.

 Previnir y tratar los calambres musculares

Tratar los calambres musculares o prevenirlos es fácil. El consejo más importante es mantenerse hidratado, antes, durante y después del ejercicio físico. Más allá de los calambres, beber agua es esencial para mejorar nuestro rendimientos y entrenar de forma segura. Los alimentos ricos en potasio, calcio, magnesio y sodio como las verduras y los frutos secos, también nos ayudarán a previnir los calambres musculares.

Estirar antes y después del entrenamiento también es importante. Así como masajear el músculo o músculos afectados por el espasmo muscular. ¿Lo mejor? Acudir a profesionales que te ayuden a prevenir y tratar los calambres. En Fariolen Manila contamos con expertos que te ayudarán sobre este tema.

Nuestros masajes para deportistas, no solo te ayudan con las contracturas que puedas tener. Ofrecemos un servicio completo que incluye masaje en las zonas afectas por los calambres musculares. Éstos te ayudarán a prevenir los espasmos y a tratarlos de una manera sana y completa.

Si quieres saber más, acércate por nuestro centro en la calle Lagasca número 80, en pleno corazón de Madrid. También puedes llamar a nuestro número de teléfono 915 76 16 92 o visitar nuestra página web www.fariolen.com.

Trata los calambres musculares con los mejores profesionales.